Regresan a Rusia las obras exhibidas en París que permanecían varadas por la guerra contra Ucrania

Fuente: Ámbito ~ La colección de obras de arte Morozov, compuesta por más de 160 piezas entre pinturas, esculturas y dibujos, regresó a los museos estatales rusos, informó por Telegram hoy la ministra rusa de Cultura, Olga Lyubimova.

Con una demora de 20 días, casi la totalidad de las 160 obras de arte de la célebre Colección Morozov que estuvieron exhibidas en París regresaron a Rusia y a sus respectivos museos nacionales después de que algunas de ellas corrieran el riesgo de permanecer en Francia debido a las sanciones relacionadas con el conflicto bélico en Ucrania.

La colección de obras de arte Morozov, compuesta por más de 160 piezas entre pinturas, esculturas y dibujos, regresó a los museos estatales rusos, informó por Telegram hoy la ministra rusa de Cultura, Olga Lyubimova, según consignan Sputnik y la agencia AFP.

«El transporte de todos los cuadros, obras gráficas y esculturas a Rusia duró casi 20 días, y los últimos vehículos de transporte cruzaron la frontera rusa el 2 de mayo», decía Lyubimova, citada por Sputnik.

La ministra rusa también informó que la colección completa de los museos estatales se podrá ver en Moscú durante el verano en el Museo Estatal de Bellas Artes Pushkin, que inaugurará un proyecto de exposición especial. Por su parte, la Galería Tretiakov también confirmó la llegada de sus obras de arte al museo.

La exposición «La Colección Morozov. Iconos del arte moderno», realizada en la Fundación Louis Vuitton de París hasta el 3 de abril y organizada en colaboración con los museos Hermitage, Pushkin y la Galería Tretyakov, recibió más de 1,25 millones de visitantes en sus seis meses de exposición.

El regreso de la mayoría de las obras a suelo ruso cierra parte del capítulo logístico del traslado terrestre, a través de varios países europeos, que estuvo en duda en un momento debido a las sanciones dispuestas por la Unión Europea debido al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, a pesar de que Francia estuvo de acuerdo con la repatriación de las obras, salvo tres de ellas.

En números, regresaron 67 obras de arte al Pushkin de Moscú, 33 pinturas a la Galería Estatal Tretiakov, 65 al Hermitage de San Petersburgo y dos obras al Museo Estatal Ruso.

Por su parte, dos pinturas de coleccionistas privados pertenecientes a millonarios rusos siguen en Francia debido a las sanciones, así como una tercera pieza que pertenece al museo de Bellas Artes de Dnipropetrovsk (Ucrania), «por medidas de seguridad».

Entre los cuadros que no fueron devueltos está la pintura del autorretrato (1912) de Piotr Konchalovski (1876-1956), considerado el ‘Cézanne ruso’ y que pertenece al millonario Petr Aven, que tiene congelados sus activos como parte de las sanciones adoptadas por la Unión Europea contra Rusia.

El segundo cuadro es un retrato de Timofeï Morozov pintado en 1891 por Valentin Serov (1865-1911), uno de los grandes retratistas rusos, que estuvo en préstamo por el Museo de Arte de Vanguardia de Moscú creado en 2001 por el empresario ruso Moshe Kantor.

La colección Morozov, nacionalizada en 1918, reunió en París 200 obras maestras de la colección de arte moderno francés y ruso coleccionada por los hermanos Mikhaïl (1870-1903) e Ivan Morozov (1871-1921), e incluye piezas de los célebres artistas europeos Paul Gauguin, Vincent van Gogh, Henri Matisse y Pierre-Auguste Renoir, así como los artistas rusos Natalia Goncharova, Kazimir Malevich, Ilya Repin y Valentin Serov, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.