Francia restituye obras de arte que fueron robadas por los nazis

Fuente: A24 ~ Son 15 pinturas de Klimt y Chagall y otros pintores que eran propiedad de familias judías y fueron robadas por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. La iniciativa del gobierno francés busca recuperar 100 mil obras de arte.

Un total de 15 obras de arte, entre ellas de Gustav Klimt y Marc Chagall, robadas por los nazis a familias judías durante la Segunda Guerra Mundial, que se encuentran en las colecciones públicas de Francia, esperan la aprobación del Senado de ese país para ser restituidas a sus legítimos herederos como acto de reconocimiento simbólico y restitución de las obras.

Hoy, el Senado francés debe aprobar el proyecto de ley sobre la restitución o la devolución de determinados bienes culturales -expoliados entre 1939 y 1945- a los legítimos propietarios de las víctimas de la persecución antisemita, que la Asamblea Nacional (Cámara baja) aprobó por unanimidad el 25 de enero, bajo la atenta mirada de las familias y de sus representantes en el hemiciclo.

«Es un primer paso (…) En las colecciones públicas aún se conservan obras de arte y libros expoliados, que nunca deberían haber estado allí», indicó la ministra de Cultura francesa, Roselyne Bachelot, consignó la agencia de noticias AFP.

En una medida, considerada histórica, es la primera vez después de finalizada la Guerra que «un Gobierno toma medidas para permitir la restitución de obras de colecciones públicas expoliadas durante la Segunda Guerra Mundial o adquiridas de forma problemática durante la Ocupación (del nazismo), debido a la persecución antisemita», aseguró Bachelot.

Por su parte, la senadora Béatrice Gosseli, integrante de la comisión de cultura, educación y comunicación, indicó que la ley tendrá «un importante alcance desde el punto de vista del reconocimiento y de la reparación» del Holocausto, al tiempo que indicó que la usurpación de obras de arte fueron parte «de la política de aniquilación de los judíos de Europa».

En sus declaraciones recordó también que el Régimen de Vichy, colaboracionista del nazismo e instaurado por el mariscal Philippe Pétain en parte de Francia en 1940, colaboró con estos crímenes de persecución antisemita «de manera activa».

Entre las restituciones está «Rosales bajo los árboles» de Gustav Klimt, conservado en el parisino Museo de Orsay y única obra del pintor austríaco existente en las colecciones de Francia, lo que planteó serias discusiones y resistencias sobre su posible devolución.

El cuadro fue adquirido por el Estado francés en 1980 a una galería suiza, pero las investigaciones establecieron que le perteneció a la austríaca Nora Stiasny (1898-1942), quien tuvo que venderlo en Viena en agosto de 1938 a bajo precio para sobrevivir -tras la anexión de Viena por parte de Alemania-, antes de ser deportada y asesinada, informa AFP.

Las otras obras son «Carrefour à Sannois» del pintor francés Maurice Utrillo, robada de la casa del marchante de arte Georges Bernheim por el servicio de saqueo alemán (el Einsatzstab Reichsleiter Rosenberg en 1940).

Otra de las obras es «El padre» de Marc Chagall, que será recibido por los herederos de David Cender -un músico y luthier polaco que se trasladó a Francia en 1958- y se encuentra en el Museo Nacional de Arte Moderno y expuesto en el Museo de Arte e Historia Judía. La historia de cómo la obra llegó a las colecciones nacionales francesas en 1988 en pago de impuesto adeudados por la sucesión del artista, es uno de los ejemplos sobre la complejidad y diversidad de cada uno de los expolios.

El plan de Francia para recuperar las obras robadas por los nazis

Hace dos años, el Ministerio de Cultura francés creó una misión de investigación y restitución de los bienes expoliados entre 1933 y 1945.

El proyecto contempla el retiro de las 15 obras de arte de las colecciones públicas para su devolución, en el plazo de un año, a los legítimos propietarios.

A su vez, se prevé avanzar en una «ley marco» que facilite a futuro las restituciones en Francia, sin necesitar una autorización del poder legislativo caso por caso, como con este proyecto de ley.

Según el ministerio, unas 100.000 obras de arte fueron incautadas en Francia durante la Segunda Guerra Mundial; 60.000 se encontraron en Alemania luego de la guerra y fueron repatriadas, y 45.000 fueron regresadas a sus propietarios entre 1945 y 1950, indicaron AFP y Le Monde.

Unas 2.200 pasaron a estar bajo la custodia de los museos, como obras que podían restituirse con una simple decisión administrativa, sin embargo unas 13.000 fueron vendidas por el Estado a inicios de 1950, por lo que muchas obras expoliadas terminaron en el mercado de arte.

El tema de restitución estuvo silenciado hasta la década de 1990, con la caída de la Unión Soviética y el fin de la Guerra Fría, y la apertura de nuevos archivos. Para 1995, el entonces presidente francés Jacques Chirac había reconocido la responsabilidad de Francia en la deportación de judíos franceses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.