El arte se incorpora a las empresas como factor de valor e identidad

Fuente: BAE Negocios ~ Incluir en la cadena de valor de la empresa a artistas locales favorece el desarrollo de la cultura regional, reforzando la identidad y el arraigo de las personas a su comunidad

Las empresas con propósito buscan resultados a largo plazo y de triple impacto (económico-social-ambiental), gestionan de una manera más inclusiva y sostenible que beneficia a todos los grupos de interés y fomentan una cultura que promueve la confianza, colaboración y sentido de pertenencia.

Lo hacen con colaboradores y directivos que sienten que contribuyen al propósito de la organización y no de la maximización de las utilidades para sus socios o accionistas, capaces de responder a las demandas de todas las partes incorporando asuntos sociales y políticos sensibles en los modelos de gestión.

El propósito de la organización involucra ideas, emociones y visiones del mundo que nos permiten explicar por qué hacemos lo que hacemos. Para poder comunicar esta visión es indispensable contar con sensibilidad artística que permita expresar la percepción emotiva y sensorial de las personas que lideran la organización y de su entorno.

El arte es un componente de la cultura, que permite la transmisión de ideas y valores a lo largo del espacio y el tiempo. Incorporarlo en las organizaciones nos permite transmitir nuestros orígenes y nuestra identidad.

Incluir en la cadena de valor de la empresa a artistas locales favorece el desarrollo de la cultura regional, reforzando la identidad y el arraigo de las personas a su comunidad.

La sensibilidad del arte permite educar de manera más profunda a los colaboradores y a la comunidad sobre valores del cuidado de las personas y del medio ambiente.

Es importante reconocer que a través del arte, manifestado no solo en la propuesta de valor de la empresa sino también en la comunicación que se da con los clientes, estos se conectan emocionalmente con el pensamiento y el sentimiento que hay detrás del propósito de la organización.

El arte en la música, la arquitectura, o cualquier otra manera inspiradora que nos haga disfrutar más de la vida hace que la compañía genere impactos positivos en el mundo reforzando así su propósito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.